El neuromarketing es la aplicación de las técnicas de la neurociencia al marketing. Su objetivo es conocer y comprender los niveles de atención que muestran las personas a diferentes estímulos.

En el diseño web, el objetivo del neuromarketing es aumentar las tasas de conversión y el porcentaje de visitantes que toman acción mediante el uso de los sesgos cognitivos específicos en el diseño y el contenido de la página web.

Podríamos definir los sesgos cognitivos como “tendencias y comportamientos inconscientes que nos condicionan al intentar analizar la realidad”. Para ayudarte a mejorar esas tasas de conversión, he desarrollado una lista maestra de sesgos cognitivos con consejos para aumentar la conversión en tu web:

Efecto Von efecto Restorff

Un elemento que sobresale es más probable que sea recordado que otros.

Consejo: Refuerza los mensajes positivos y los mensajes de urgencia con colores fuertes y en negrita.

Efecto Peltzman

La tendencia a tomar mayores riesgos cuando se percibe aumentos de seguridad.

Consejo: Utiliza: 1) Https, 2) insignias de fideicomiso, 3) Testimonios de clientes reales

Sesgo de optimismo

Un cliente que se encuentra en un punto óptimo en el embudo de conversión está experimentando la tendencia al optimismo.

Consejo: Haz todo lo posible para conservar esa actitud, fortaleciendo con mensajes positivos cada opción de compra.

Efecto de ambigüedad:

La evasión o rechazo directo de las opciones que por falta de información parecen tener una probabilidad incierta o desconocida.

Consejo: Deja bien claro los pasos y la información de cada paso en el proceso de compra, para que en ningún momento ningún cliente pueda experimentar desconfianza en su decisión de compra.

Aversión a la pérdida

En general, estamos más preocupados por perder algo que por ganarlo.

Consejo: Realiza determinadas promociones con la intención de que la gente se preocupe por perder una oportunidad.

Efecto Bandwagon

Es la tendencia a hacer (o creer en) algo porque muchas personas lo hacen (o lo creen). Dicta que la probabilidad de que una persona adopte una creencia o conducta es directamente proporcional a cuántos otros ya la tengan.

Consejo: Utiliza muchos comentarios, reseñas, opiniones… Y fortalece este sesgo con mensajes en el proceso de compra.

Efecto animadora

Nunca es positivo mostrar a la gente un solo testimonio. Hay que mostrar grupos de testimonios.

Sesgo de la información:

Puede crear la falsa impresión de que, por tener más información, el razonamiento o la conclusión será más veraz.

Consejo: Cuanta más información puedas ofrecer en una descripción del producto, mayor es la garantía para un usuario de que se trata de un producto de alta calidad y buen valor.

Efecto Señuelo

Es el fenómeno por el cual los consumidores tenderán a tener un cambio específico en preferencia entre dos opciones cuando también se presenta una tercera opción que es asimétricamente dominante.

Consejo: Es evidente, si tienes diferentes precios, ofrece packs con una opción que sea de similar precio y mejores condiciones.

Racionalización post-compra

Al segundo que un cliente finaliza una transacción, comienzan a experimentar el remordimiento del comprador.

Consejo: Anima a compartir su compra en los medios sociales, reforzando de esta manera su racionalización. Envía mensajes de correo electrónico de confirmación, recordando al cliente que ha tomado la decisión correcta.

El poder del Gratis

Muchas investigaciones han demostrado que la palabra “GRATIS” es una motivación importante para los consumidores.

Estos sesgos puedes utilizarlos a partir de hoy para empezar a impulsar tus conversiones. La mitad de la batalla del marketing radica en la comprensión de la psicología humana y cómo funciona nuestro cerebro. Una vez que comprendas la importancia del neuromarketing ponte al día en este sector tan apasionante.